0

Buenas…

Ocurrió un incidente éste pasado 25 de Diciembre. A todos les ha pasado yo creo. En fin…

Una cosa de las que me caga más que nada es cuando vas a una reunión, algún lugar donde no conoces -o incluso donde si conoces– gente, etcétera, y pues uno por no hacerla de tos saluda a la gente. Saludar no es lo que me caga pues se es amable cuando se puede (aunque sí me da pena, pero eso ya es defecto de fabricación), lo que me caga es el momento de estrechar las manos y los méndig@s deciden mirar para otro lado, como si que si uno está hasta por allá.

-Arsène Wenger: “Buen juego, don Fer. Té al rato?”
-Ferguson: “Sácate a la verga”

No se lo que es de esas personas, si están tan ocupadas en otros asuntos que no se los pueden perder, o si les da miedo los extraños, o pena, nervio, no se, o de plano estoy así de feo. Esta última se las creería y hasta se las perdono, pero de ahí en más, no se las compro.

La verdad no entiendo el porqué de eso. Y para acabarla, luego se quejan de que uno no saluda. Después de cosas así ni ganas quedan ni de ver a esas personas.

Tal vez sea ese sentido de creerse un poco más acá, tal vez sea que uno no le cae bien a esa persona, no se, pero sea lo que sea, creo debe de haber un cierto nivel de amabilidad hacia todo mundo. Las opiniones personales acerca de alguien, pues…. son personales, y que ahí queden. No es necesario hacerlas así de explicitas.
Y no es que lo diga con el afán de crear controversia porque alguien no me puso un poco de atención o alguna de esas mamadas. Simplemente digo lo que me parece es algo de mal gusto y no muy justo.

-“Felicidades, mi Rafa! Te lo mereces”
-“No me toques”
-“Tengo el presentimiento de que nadie me saluda porque no tengo brazos… ”

Incidentes tan simples como éste no dejan una buena impresión en la gente. En mi caso, nunca había hablado con la persona con la que compartí esta situación aquel día y, honestamente, creo que nunca lo haré.  A lo mejor solamente soy yo y me estoy tomando esto muy en serio.
En fin, es una de esas cosas que cuando te pasan no puedes evitar pensar “…no mames wey.”

Atte.:
-Tlatoani

↑ Back to top

Comments

Be the first to post a comment.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

*